+34 971 34 25 25 | + 34 619 641 506 estetica@galenoclinic.com

CIRUGÍA PLÁSTICA

Centro profesional

Tipos de cirugía

MENTOPLASTIA

CIRUGÍA DEL MENTÓN O MENTOPLASTIA

La mentoplastia es una técnica quirúrgica que consiste en la corrección del mentón, normalmente para darle una mayor proyección, y equilibrar el rostro. Este tipo de cirugía puede fortalecer el aspecto de un mentón retraído o mejorar la armonía general del rostro y el perfil.

CANDIDATO

Los implantes de mentón pueden beneficiar tanto a hombres como a mujeres por igual, sin embargo, para que esta intervención llegue a tener éxito, es imprescindible que la mandíbula y los dientes del paciente funcionen correctamente, además del sistema inmunológico, para reducir el riesgo de infección después de la cirugía.

PROCEDIMIENTO

La cirugía del mentón se puede realizar en combinación con otros procedimientos quirúrgicos faciales como el lifting, la blefaroplastia, y los implantes de mejilla o de mandíbula. En función de la anatomía y de los objetivos estéticos del paciente, nuestros cirujanos eligen la forma y el tamaño del implante, insertándolo a través de una pequeña incisión, que más tarde se cierra con puntos de sutura. Se trata de una técnica sencilla, que puede requerir anestesia local o general, según el caso.

POSTOPERATORIO

En función de si se ha realizado solo o en combinación con otros procedimientos, el tiempo de recuperación puede variar, pero en general, el paciente recupera su vida normal al cabo de una semana de la intervención.

RINOPLASTIA

CIRUGÍA DE LA NARIZ: RINOPLASTIA Y SEPTOPLASTIA

El objetivo de esta intervención quirúrgica consiste en resolver problemas estéticos y funcionales de la nariz. Es adecuada tanto para conseguir una armonización del rostro, como para solucionar posibles desvíos del tabique nasal, que dificultan la respiración a través de la nariz (septoplastia)

La rinoplastia puede solucionar problemas de tamaño, anchura, volumen, posición de las ventanas o perfil de la nariz, permitiendo cambiar la forma de la punta nasal, mejorar el aspecto de las fosas nasales o corregir asimetrías. Desde un punto de vista funcional, también puede corregir algunos problemas respiratorios, provocados por una desviación del tabique.

EL PROCEDIMIENTO

Esta técnica quirúrgica se suele realizar bajo anestesia general y la duración varía, según la complejidad de la intervención, entre una y tres horas, aunque si se trata de una rinoplastia de relleno, ésta dura unos quince minutos y se realiza con anestesia local.

La cirugía de la nariz se lleva a cabo a través de un procedimiento cerrado (las incisiones se ocultan dentro de la nariz) o abierto (mediante una incisión a través de la columela). A continuación, el cirujano levanta los tejidos blandos que cubren la nariz para tener acceso a la estructura, pudiendo reducirla o aumentarla con cartílago injertado de otras áreas del cuerpo del paciente, como la oreja o el tabique. Si el tabique está desviado, el cirujano procede a enderezarlo y si existe algun problema respiratorio, reduce las proyecciones. Una vez que la estructura subyacente de la nariz está esculpida, la piel y el tejido nasal se recubre y se cierran las incisiones.

POSTOPERATORIO

En este tipo de intervención la paciencia es la clave, ya que el resultado final no es inmediato. También suele ocurrir que, debido al vendaje o a la inflamación nasal, el paciente tenga problemas para respirar por la nariz. En cualquier caso, las molestias se pueden controlar con medicamentos para el dolor, antiinflamatorios y descongestionantes. El paciente debe evitar cualquier trauma en la zona durante las primeras semanas después de la cirugía. El yeso o férula, así como otros aderezos postquirúrgicos se suelen retirar al cabo de una semana, disminuyendo poco a poco la inflamación.

OTOPLASTIA

CIRUGÍA DE LAS OREJAS U OTOPLASTIA

El objetivo de esta intervención consiste en corregir los defectos estéticos del cartílago auricular, así como posibles asimetrías para lograr la armonía facial. La otoplastia es una de las intervenciones de cirugía plástica más comunes en los niños, ya que la mayoría de los pacientes tienen entre 4 y 14 años de edad. No obstante, también hay muchos adultos que deciden someterse a este procedimiento que principalmente corrige orejas prominentes, lóbulos deformes y orejas muy pequeñas o sin pliegues naturales.

 

CANDIDATOS

Las orejas de los niños se desarrollan por completo a los 4 años, edad en la que se puede valorar la corrección de las mismas. El procedimiento se suele realizar para mejorar su apariencia, así como mejorar la autoestima del niño. Las principales ventajas de operar en edad temprana consisten en una mayor facilidad de conformación – el cartílago es más flexible – y un beneficio psicológico inmediato.

EL PROCEDIMIENTO

Nuestros cirujanos suelen indicar una anestesia general para pacientes más jóvenes y una anestesia local, combinada con un sedante leve, para adolescentes y adultos. El tiempo de operación es de aproximadamente dos horas.

En cuanto a las técnicas, estas varían en función de la anatomía general de las orejas, la medida de cartílago de las mismas, la piel excesiva en el área circundante, o el grado de deformidad en otras áreas. Durante el proceso de una de las técnicas más comunes, el cirujano realiza la incisión en la parte posterior de la oreja, para esculpir el cartílago expuesto y más tarde recolocarlo de forma natural. Otra técnica consiste en retirar la piel, y plegar el cartílago hacia atrás, sin eliminarlo. En cuanto a las suturas, estas son de tipo absorbibles o extraíbles, disolviéndose o eliminándose en unos siete días.

En los casos de oreja micrótica o micrótia – malformación congénita, en que las orejas presentan un tamaño muchísimo menor al normal, o incluso la ausencia total de la misma, es necesario un proceso de construcción total, mediante injertos.

POSTOPERATORIO

El vendaje que se emplea tras la intervención, ayuda a mantener la nueva posición de las orejas, así como a mejorar el proceso de curación. En el caso de pacientes jóvenes, estos deben guardar reposo durante al menos siete días después de la cirugía. Los adultos suelen volver al trabajo durante los tres primeros días después de la intervención.

CIRUGÍA DE LOS PÁRPADOS

CIRUGÍA DE LOS PÁRPADOS O BLEFAROPLASTIA

A medida que envejecemos, el exceso de piel se forma en el área de los ojos y pierde elasticidad. El tejido graso puede acumularse debajo de la piel, provocando el envejecimiento de los ojos, que pueden parecer más cansados, arrugados o hinchados, efectos que también pueden causar otros factores genéticos. El objetivo de la blefaroplastia es el rejuvenecimiento de la mirada a través de la corrección de los párpados. Esta intervención se realiza para eliminar el exceso de piel, grasa y músculo de los párpados superior e inferior, mejorando la flacidez de la piel localizada debajo de los ojos, permitiendo a la vez tratar la caída de los mismos, causada por un tono muscular pobre o dañado, que provoca que los párpados cuelguen excesivamente, impidiendo la visión. Al no tratar el hundimiento de las cejas, la blefaroplastia se suele realizar en combinación con un lifting o estiramiento facial, mejorando así las patas de gallo y la flacidez.

CANDIDATOS

Los candidatos ideales para este tipo de intervención suelen tener entre 30 y 40 años, aunque los factores genéticos pueden indicar el tratamiento para personas más jóvenes. Sin embargo, suele estar contraindicada en pacientes con problemas de ojos secos, presión arterial alta, hipotiroidismo, enfermedad cardiovascular, diabetes, glaucoma, o enfermedad de Graves. La anatomía, incluyendo el hueso y la estructura de soporte, también puede afectar su candidatura.

PROCEDIMIENTO

El cirujano hace incisiones a lo largo de la línea de pliegues del párpado superior y, posiblemente, a lo largo del borde inferior externo de la piel del ojo. Al extraer tejido graso, pero no piel, este puede realizar una blefaroplastia transconjuntival con una incisión en el interior del borde inferior de la piel del ojo. Estas incisiones suelen llegar a las esquinas exteriores de los ojos. Posteriormente, el cirujano divide el tejido adiposo y el músculo de la piel, eliminando el exceso de piel, grasa o músculo.La cirugía de párpados se suele realizar bajo anestesia local. Sólo en algunos casos se utiliza la general. Se trata de una intervención sencilla y rápida, de una duración máxima de tres horas, y en regimen ambulatorio

POSTOPERATORIO

Para prevenir la infección y paliar el dolor, el cirujano suele recetar antibiótico y otros medicamentos, aunque también es importante seguir las siguientes instrucciones: limpiar los ojos de forma correcta y uso de compresas frías y de gotas oculares lubricantes. Otras medidas incluyen evitar el maquillaje, la televisión, y las lentes de contacto, así como utilizar gafas solares y protector solar durante varias semanas. Los puntos de sutura se retiran aproximadamente una semana después de la cirugía, tras la cual el paciente podrá empezar a emprender una vida normal, siempre y cuando se eviten actividades extenuantes, tales como levantar objetos pesados, agacharse y hacer ejercicio. Los moratones y la hinchazón disminuyen poco a poco.

LIFTING

 

Los efectos del envejecimiento, unidos a la exposición solar y el estrés, se hacen patentes en la cara y el cuello, provocando arrugas, surcos y pliegues, que provocan que la expresión del rostro pierda definición.

El lifting facial es una técnica quirúrgica que permite rejuvenecer el rostro, corrigiendo los cambios que se producen con el paso del tiempo, para ganar firmeza y tono cutáneo, sin modificar la expresión.

 

PROCEDIMIENTO

La técnica consiste en realizar una serie de incisiones a lo largo de la línea del cabello y alrededor de las orejas, para reposicionar las capas musculares, piel y grasa – liposucción -, retirando el tejido sobrante. Una vez finalizada la cirugía, las heridas se cierran con puntos de sutura. Se puede realizar con sedación general, o parcial y su duración es de entre dos y cuatro horas.

 

POSTOPERATORIO

Después de la cirugía se aplica un vendaje que se retira al cabo de 24 horas para reemplazarlo por un vendaje elástico. El paciente deberá evitar la actividad física mientras se recupera hasta que la inflamación haya desaparecido, que suele ser en las primeras cinco semanas. Durante los meses siguientes al procedimiento, la piel puede sentirse seca y áspera, sensación que desaparecerá paulatinamente.

LIPOSUCCIÓN

LIPOSUCCIÓN (CON Y SIN LÁSER) 

Esta intervención está especialmente indicada para pacientes con cúmulos de grasa localizados, que no desaparecen con la práctica de ejercicio, o dietas. La liposucción,  permite eliminar la grasa en determinadas zonas del cuerpo como el abdomen, los muslos, las caderas y las nalgas, pero también se puede realizar en las rodillas, pantorrillas, brazos superiores, cara, cuello, y otras áreas del cuerpo. Al aspirar la grasa sobrante, se consigue moldear la zona, recuperando la figura. La liposucción se puede realizar de manera aislada o en combinación con otras intervenciones, como la mamoplastia de reducción, la abdominoplastia o el Mommy makeover, diseñado para ayudar a las madres a recuperar sus figuras después del embarazo.

CANDIDATOS

Contrariamente a la creencia popular, la liposucción no es un procedimiento de pérdida de peso. El candidato ideal es un adulto sano, que está cerca de su peso ideal, pero está preocupado por acúmulos de grasa localizados en distintas áreas del cuerpo, que persisten a pesar de la dieta y el ejercicio.

PROCEDIMIENTO

Antes de la cirugía, el cirujano delinea las áreas a ser tratadas usando un marcador. A continuación, se administra la anestesia (general o local, según el caso) y se procede a la operación, que consiste en la realización de pequeñas incisiones en la piel para insertar la cánula, o tubo, a través de la cual se rompe y succiona la grasa localizada debajo de la piel.

POSTOPERATORIO

El tiempo de recuperación dependerá de diversos factores, incluyendo el número de áreas de tratamiento y su tamaño, el estado general de salud del paciente, y si la técnica se lleva a cabo en combinación con otros procedimientos o no.

LIPOSUCCIÓN CON LÁSER

Este tipo de técnica difiere de la liposucción tradicional en la utilización de una sonda láser. Entre sus principales ventajas destaca el cierre de los vasos sanguíneos, evitando el sangrado excesivo y hematomas, y permitiendo extraer un mayor cantidad de grasa. Además, regenera el colágeno y estimula los tejidos. Al obtener una mayor tensión y reafirmación de la piel, su apariencia estética mejora considerablemente.

CANDIDATOS

Es importante destacar que este tipo de liposucción está indicada para tratar acúmulos de grasa en zonas del cuerpo que requieran mayor retracción de la piel, como pueden ser la zona cervical (papada), y la cara interna de los brazos y de los muslos, entre otras.

Por otro lado, con esta técnica se obtienen muy buenos resultados en ginecomastias (exceso de grasa y glándula mamaria en hombres)

PROCEDIMIENTO

La liposucción láser se realiza bajo anestesia local, peridural, o general, dependiendo de la zona a tratar y de la cantidad de grasa a extraer. Durante la intervención, el cirujano realiza una pequeña incisión para introducir la sonda láser. Esta destruye las células de grasa, convirtiéndolas en una emulsión semilíquida que posteriormente se succiona de forma tradicional.

En función de cada caso, su duración variará (entre una y tres horas)

POSTOPERATORIO

Esta  tècnica acelera  el proceso  de curación, acortando la convalescencia y permitiendo volver a la actividad diaria normal con mayor celeridad

ABDOMINOPLASTIA

ABDOMINOPLASTIA O LIPECTOMÍA ABDOMINAL

 

Consiste en la reparación de la red abdominal para conseguir un vientre plano y está especialmente indicada para pacientes que han tenido una brusca pérdida de peso. La abdominoplastia, también conocida como lipectomía abdominal, es una intervención quirúrgica dirigida a hombres y mujeres que desean alcanzar un abdomen plano y firme. Consiste en extirpar el exceso de piel y grasa de la zona y, en la mayoría de los casos, endurecer los músculos abdominales con suturas. La reducción de abdomen se puede realizar en combinación con otras técnicas para moldear el cuerpo, como la mastopexia, o elevación de mamas y el Mommy Makeover.  
 
CANDIDATOS 
 
Los mejores candidatos son hombres y mujeres que están cerca de su peso corporal ideal, pero tienen un exceso de piel, grasa y flacidez en su abdomen, que no logra desaparecer con otros métodos.

La causas pueden ser varias, incluyendo: El embarazo y el parto, Fluctuaciones importantes de peso, Inelasticidad de la piel por envejecimiento, Herencia

PROCEDIMIENTO

La abdominoplastia se suele realizar bajo anestesia general, aunque en algunos casos se utiliza sedación intravenosa en combinación con un anestésico local. Tras la anestesia indicada, el cirujano realiza una incisión de cadera a cadera justo por encima del área púbica (en ocasiones, se puede hacer alrededor del ombligo). A continuación, separa la piel de los tejidos subyacentes, tensando los músculos abdominales con suturas y eliminando el exceso de piel y grasa (liposucción). Una vez finalizado el procedimiento, cierra la incisión.

POSTOPERATORIO

Una vez finalizada la operación, el cirujano aplica vendajes y apósitos en la incisión, recomendando el uso de una faja elástica, que ayude a que su piel se adhiera a los tejidos subyacentes. Las suturas se retiran después de entre 7 y 10 días, momento en el cual el paciente podrá reanudar sus actividades diarias, siempre evitando levantar objetos pesados o hacer ejercicios intensos durante al menos cuatro o seis semanas.

PRÓTESIS DE GLÚTEOS

PRÓTESIS DE GLÚTEOS

Esta técnica quirúrgica consiste en implantar unas prótesis dentro de los músculos de los glúteos con la intención de dar una mayor proyección en la zona superior e interna de las nalgas, mejorando su aspecto.

CANDIDATOS

Durante una visita inicial, nuestros cirujanos realizarán una historia médica completa, que asegure la idoneidad del paciente para someterse a la intervención.

PROCEDIMIENTO

El cirujano realiza una incisión en la línea media de los glúteos, creando un bolsillo para el implante de silicona, y lo inserta, colocándolo entre el músculo y la grasa. El músculo forma tejido cicatricial, ayudándolo a mantenerlo en su lugar. La implantación se realiza bajo anestesia general y tras asegurar un aspecto natural, así como la simetría de ambas nalgas, se sutura la incisión. La duración de la operación es de alrededor de tres horas.

POSTOPERATORIO

La gluteoplastia suele ser parte de un conjunto de operaciones de estética para mejorar la figura física. La mayoría de las personas pueden volver a casa al día siguiente de la intervención, sin embargo, la estancia en el hospital puede ser mayor si otros procedimientos se realizan simultáneamente.

Es normal que exista dolor postoperatorio pero se puede controlar con medicamentos. Se recomienda usar fajas abdominales durante las seis primeras semanas para ayudar a prevenir la acumulación de líquido y brindar apoyo durante el proceso de curación. La hinchazón puede durar hasta tres meses, y los resultados completos son visibles al cabo de un año.

PRÓTESIS DE GEMELOS

Se utiliza para dar volumen y forma a la zona muscular de los gemelos, mejorando laestética de las piernas.

A pesar de que la mayoría de las personas que optan por los implantes de gemelos son hombres, las mujeres también pueden optar a este tratamiento. Si bién ellos buscan aumentar el volumen, así como añadir definición muscular y contorno a esta parte del cuerpo, el objetivo de ellas consiste en ganar simetría.

PROCEDIMIENTO

Una vez escogido el tamaño idóneo de las prótesis, nuestros cirujanos proceden a darles la forma, adecuada a las piernas del paciente. Durante la intervención, se realiza una pequeña incisión en la parte posterior de la rodilla y se introducen los implantes en los bolsillos formados sobre los músculos de los gemelos. Según cada caso, será necesario introducir una o dos prótesis (los gemelos tienen dos músculos).Con el fin de mejorar la apariencia general de las piernas, esta intervención se puede combinar con una liposucción de rodillas o tobillos .

La duración aproximada de este tratamiento es de dos horas y se realiza con anestesia local o intravenosa.

POSTOPERATORIO

A pesar de los altos beneficios e índices de satisfacción de los pacientes, el postoperatorio de este tipo de intervención es lento y en algunos casos doloroso. Por esta razón, nuestros cirujanos prescribirán los analgésicos adecuados, así como una serie de ejercicios que ayudarán al paciente a acelerar este proceso. En cualquier caso, este podrá retomar su rutina al cabo de ocho semanas, desde la operación, salvo correr, ejercicio deberá evitar durante los tres meses posteriores a la misma.

CIRUGÍA MAMÁRIA DE AUMENTO

MAMOPLASTIA DE AUMENTO

 

Esta intervención permite dar volumen y forma a las mamas a través de implantes, obteniendo resultados naturales.

El aumento del pecho es un tipo de cirugía plástica que se realiza para mejorar la apariencia del busto de una mujer. Además de los motivos estéticos, esta técnica permite corregir el pecho después de una mastectomía o trauma.

PROCEDIMIENTO: LA COLOCACIÓN DE LOS IMPLANTES MAMARIOS

En el momento de la intervención, el cirujano crea un bolsillo en cada pecho en el que colocará los implantes. Según el tejido mamario y los músculos del pecho existen varias técnicas:

Subglandular, o por encima de los músculos pectorales: En este caso, los implantes se colocan detrás del tejido mamario, pero en frente de los músculos del pecho.

Parcial submuscular, o parcialmente detrás de los músculos. Al realizar esta colocación, el cirujano inserta los implantes detrás del tejido mamario y, en parte, debajo de los músculos pectorales.

Submuscular completo, o completamente detrás de los músculos. En este caso, los implantes se colocan completamente debajo de los tejidos de la mama y de los músculos del pecho.

CIRUGÍA MAMÁRIA DE REDUCCIÓN

MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN

Esta técnica quirúrgica permite disminuir el volumen de las mamas, para modificar su forma y tamaño, tanto por requerimientos estéticos como por problemas funcionales. Además de conseguir un aspecto más juvenil, la paciente consigue ganar calidad de vida.

CANDIDATOS

La reducción de mamas, o mamoplastia de reducción, es un procedimiento indicado para mujeres con senos excesivamente grandes, lo que se conoce como hipertrofia de las mamas, pudiendo causar problemas tanto físicos como psicológicos:

Dolor de espalda y cuello, Inflamación debajo de los pliegues de la mama, Limitaciones en las actividades físicas, Malestar emocional, Disminución de la autoestima. La mamoplastia de reducción puede aliviar todos estos síntomas y ayudar a las mujeres a alcanzar un busto más cómodo, proporcionado y visiblemente atractivo.

PROCEDIMIENTO

Se suele realizar bajo anestesia general. Principalmente, existen tres tipos de incisiones:

Alrededor de las areolas (la piel oscura que rodea los pezones): El cirujano hace incisiones alrededor de las areolas y elimina el exceso de piel, grasa y tejido antes de cerrarlas. Es una alternativa para mujeres cuya piel es muy elástica, permitiendo una fácil adaptación a la forma de los nuevos pechos.

Incisión ojo de cerradura: Las incisiones rodean las areolas y se extienden hasta los pliegues de mama, en forma similar a una cerradura. El cirujano elimina el exceso de piel, tejido y grasa y sutura las incisiones.

Incisión ancla: Como su nombre indica, esta incisión tiene la forma de un ancla, rodeando la areola, y extiéndose verticalmente hasta el pliegue del seno, para después continuar en ambas direcciones a lo largo del pliegue del seno. En algunos casos, los pezones pueden necesitar ser extraídos, reinjertándolos en su nueva posición.

CIRUGÍA MAMÁRIA DE ELEVACIÓN

CIRUGÍA DE ELEVACIÓN DE MAMAS O MASTOPEXIA

Esta técnica de rejuvenecimiento mamario consiste en elevar las mamas caídas, restableciendo su posición correcta y ganando turgencia y firmeza.  Las variaciones de peso bruscas, la lactancia, o el paso de los años provocan su caída. Dependiendo de la anatomía y objetivos estéticos esta técnica quirúrgica se suele combinar con la mamoplastia de aumento.

PROCEDIMIENTO

La mastopexia se puede realizar bajo anestesia local o anestesia general y su duración suele ser de entre dos horas y tres horas y media. Si bien el grado de elevación requerida suele determinar el número y la longitud de las incisiones, esta técnica quirúrgica suele realizar tres incisiones, en forma de ancla. Durante esta técnica, la primera incisión se realiza alrededor de la areola, que se extiende por encima de ella, creando una nueva posición para el pezón. La segunda incisión se extiende verticalmente desde el pezón hacia la parte inferior de la mama y la tercera corre a lo largo de la superficie inferior del pecho, justo por encima del pliegue debajo de la mama. Independientemente de la técnica de incision utilizada, esta permite la eliminación del exceso de piel. El pezón se suele reubicar de modo que quede nivelado con el pliegue inferior entre el pecho y el tórax, y conectado junto a la areola, permanece al tejido mamario subyacente, al nervio asociado y al suministro de sangre, reduciendo las posibilidades de pérdida de sensibilidad.

POSTOPERATORIO

Para combatir la hinchazón y el dolor del postoperatorio, se suele utilizar o bien vendas o bien un sujetador quirúrgico durante varios días. A continuación, se recomienda el uso de un sostén deportivo o de apoyo hasta que la inflamación disminuya. Los puntos de sutura se retiran en etapas, entre una y dos semanas después del procedimiento. Como prevención, se evitará el levantamiento de pesos pesados, así como cualquier tipo de sobre esfuerzos. Por lo general, la paciente regresa a su vida diaria al cabo de una semana y a realizar otras actividades en el plazo de un mes. En cuanto la sensibilidad en los pezones, esta puede verse reducida temporalmente, regresando progresivamente a su estado normal. A algunas mujeres también les preocupa los efectos en la lactancia materna que, debido a que después de la cirugía el tejido glandular que conecta el pezón y la areola se dejan intactos, no se ve afectada.

CIRUGÍA ÍNTIMA

Existen técnicas quirúrgicas para solucionar posibles  deformidades congénitas o adquiridas en los genitales femeninos.  Gracias a ellas, se solucionan complejos que afectan a la vida sexual de la mujer.   Las intervenciones más comunes son la vaginoplastia, el remodelado del monte de Venus y la reducción de labios menores o labioplastia.

VAGINOPLASTIA O REHABILITACIÓN DEL SUELO PÉLVICO

Este tratamiento quirúrgico permite recuperar la pérdida de tono muscular de la vagina provocado principalmente por un parto. La técnica consigue estrechar el canal vaginal, mejorando la satisfacción sexual. Durante el procedimiento, se retira la mucosa o tejido vaginal sobrante y se fortalecen los músculos del periné, devolviendo a la vagina su tono y estrechez natural. Procedimiento y postoperatorio: Esta intervención se realiza con anestesia local y sedación y no requiere ingreso hospitalario. La duración suele ser de 45 minutos . Como medidas, la paciente no podrá tener relaciones sexuales durante un mes, así como también evitará ejercicios intensos durante al menos las tres semanas siguientes a la operación. Los analgésicos y antiinflamatorios ayudarán a reducir el dolor de los primeros días. En caso necesario, el cirujano también podrá prescribir antibióticos para disminuir el riesgo de infección.

Para la rehabilitación del suelo pélvico, es importante realizar una serie de ejercicios específicos que se prescriben a la paciente.

REMODELADO DEL MONTE DE VENUS

Consiste en la supresión del exceso de grasa en la zona del pubis, eliminando hipertrofias. Los cambios de peso, o el paso del tiempo, pueden provocar acúmulos de grasa no deseados en el téjido que cubre la parte frontal del pubis, dándole un aspecto prominente. La técnica que se utiliza para eliminar el exceso de grasa localizada es la liposucción, realizando pequeñas incisiones cuyas cicatrices, bajo el vello púbico, serán mínimas y apenas perceptibles. Procedimiento y postoperatorio: Esta intervención se realiza con anestesia local y sedación y no requiere ingreso hospitalario. La duración suele ser de 45 minutos. Como medidas, la paciente no podrá tener relaciones sexuales durante un mes, así como también evitará ejercicios intensos durante al menos las tres semanas siguientes a la operación. Los analgésicos y antiinflamatorios ayudarán a reducir el dolor de los primeros días. En caso necesario, el cirujano también podrá prescribir antibioticos para disminuir el riesgo de infección.

REDUCCIÓN DE LABIOS MENORES O LABIOPLASTIA

Esta técnica rejuvenece los genitales femeninos, solucionando problemas de higiene, salud y estética. Entre los problemas más comunes, las candidatas a este tipo de intervención, cuyos labios menores son gruesos y grandes, se sienten incómodas al llevar ropa ajustada, al tener relaciones sexuales, o al hacer actividad física. Entre las causas destacan la genética, las relaciones sexuales, el parto, o el proceso de envejecimiento, Procedimiento y postoperatorio: Esta intervención se realiza con anestesia local y sedación y no requiere ingreso hospitalario. La duración suele ser de 45 minutos. Como medidas, la paciente no podrá tener relaciones sexuales durante un mes, así como también evitará ejercicios intensos durante al menos las tres semanas siguientes a la operación. Los analgésicos y antiinflamatorios ayudarán a reducir el dolor de los primeros días. En caso necesario, el cirujano también podrá prescribir antibioticos para disminuir el riesgo de infección.

PRIMERA VISITA GRATUITA

Le invitamos a que contacte con nosotros para cualquier consulta

FINANCIAMOS SU TRATAMIENTO

Solicitar Información

Política de Privacidad

11 + 6 =

Copyright © 2020 - Galeno Clinic Group | All Rights Reserved